Presbicia: enfoque en una afección preocupante

Presbyopia: Bringing a vexing condition into focus:

Para muchos de nosotros, se puede decir que la vida puede volverse borrosa después de cerca de los 40 años. O, al menos, la forma en la que vemos la vida.

Lo decimos literalmente. La presbicia, con frecuencia conocida como vista borrosa, es uno de los problemas oculares más comunes. De hecho, es inevitable: al tratarse de una afección natural relacionada con la edad, nos afecta a todos en algún momento, por lo general después de los 40 años.1

No obstante, existen algunos conceptos erróneos sobre la presbicia. Mucha gente la confunde con la hipermetropía (hiperopía), por ejemplo, porque hace que sea más difícil enfocar objetos cercanos, en especial en la oscuridad.

Sin embargo, la causa de la presbicia es diferente. Veamos más allá para conocer más sobre sus factores de riesgo y su tratamiento.

Presbicia: muy cerca, muy indefinido

Si tiene que mantener el menú de un restaurante a la distancia de su brazo para leerlo o no puede distinguir su aperitivo en situaciones de poca luz, es probable que padezca presbicia.

Pero ¿por qué? Quizá haya notado que sus músculos se vuelven menos flexibles a medida que envejece. Bueno, lo mismo sucede con sus ojos. Los cristalinos se endurecen, lo que dificulta que sus ojos enfoquen la luz de objetos cercanos directamente en la retina (la capa de células sensibles a la luz en la parte posterior del globo ocular). En vez de eso, la luz se enfoca detrás de la retina. Al mismo tiempo, las fibras musculares alrededor de los cristalinos se vuelven menos efectivas, lo que hace que sea más difícil discernir los objetos cercanos, como los menús o libros.2

Es el equivalente para la vista a intentar tocarse los dedos de los pies: cuando somos más jóvenes, el cristalino del ojo es flexible y suave, por lo que esos pequeños músculos pueden ajustar de manera más ágil nuestro enfoque en los objetos tanto de cerca como de lejos.

¿Cuáles son las señales? Los síntomas son muy fáciles de detectar. Si tiene problemas para leer las letras pequeñas, leer con poca luz o enfocarse en objetos cercanos, podría estar experimentando síntomas de presbicia. No dé por sentado que son síntomas de hipermetropía, porque puede tener ambos. De hecho, algunas personas con presbicia también tienen miopía o astigmatismo, una curvatura de la córnea que causa una visión distorsionada.3, 4

¿Existen factores de riesgo? La edad es lo que nos pone en mayor riesgo de padecer de presbicia. Si experimenta signos de presbicia mucho antes de los 40, esto podría indicar otros problemas de salud. Las afecciones como la anemia, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la esclerosis múltiple lo ponen en un mayor riesgo de padecer presbicia prematura. Además, algunos medicamentos, incluidos los antidepresivos, los antihistamínicos y los diuréticos, pueden contribuir a la presbicia prematura.5

Sin tratamiento, la presbicia puede causar dolores de cabeza y fatiga ocular. Y puede ser frustrante tener que mover los materiales de lectura y otros objetos a diario para mejorar la luz o distancia. Una cena de celebración en una mesa con velas podría ser inquietante.

¿Se puede corregir? Sí y es bastante fácil. Los anteojos (con lentes de lectura, bifocales o multifocales) suelen funcionar. (Los lentes multifocales permiten ver tanto de cerca como de lejos). Los lentes de contacto multifocales también pueden corregir el problema, así como los lentes de contacto monovisión, que tratan a su ojo dominante para la vista de lejos y su ojo no dominante para la vista de cerca.6, 7

¿Debo ver a un médico? Definitivamente. Si nota algún cambio en su vista, debe programar una cita para realizarse un examen completo. De hecho, debe incluir exámenes de la vista en su régimen de cuidado preventivo anual, porque un examen de la vista puede ayudar a detectar otras afecciones de salud, incluida la diabetes.8

No lo posponga hasta el próximo cumpleaños importante Busque un oftalmólogo hoy.


  1. “Presbyopia” (“Presbicia”), Healthline.com, https://www.healthline.com/health/presbyopia, consultado el 7 de diciembre de 2018
  2. “Information for Healthy Vision” (“Información para una vista saludable”), National Eye Institute, https://nei.nih.gov/healthyeyes/presbyopia, consultado el 7 de diciembre de 2018
  3. Ibid. Consultado el 7 de diciembre de 2018
  4. “The Cure for the Common Vision Problem (“La cura para un problema de la vista común”),” Eye Site on Wellness, http://www.eyesiteonwellness.com/the-cure-for-the-common-vision-problem/
  5. “Presbyopia” (“Presbicia”), Healthline.com, https://www.healthline.com/health/presbyopia, consultado el 7 de diciembre de 2018
  6. Information for Healthy Vision”,(“Información para una vista saludable”) National Eye Institute, https://nei.nih.gov/healthyeyes/presbyopia, consultado el 7 de diciembre de 2018
  7. “Multifocal Contact Lenses” (“Lentes de contacto multifocales”), by Gary Heiting, AllAboutVision.com, septiembre de 2017, https://www.allaboutvision.com/over40/multifocalcls.htm, consultado el 7 de diciembre de 2018
  8. “Diabetes Eye Exams” (“Exámenes oftalmológicos por la diabetes”), Medline Plus, 7 de agosto de 2016, https://medlineplus.gov/ency/patientinstructions/000323.htm, consultado el 7 de diciembre de 2018