Manejo de la enfermedad ocular tiroidea

La enfermedad ocular tiroidea, también conocida como la  enfermedad ocular de Graves’, resultada del efecto del hipertiroidismo en las estructuras de los ojos. El hipertiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides produce demasiado de la hormona tiroidea. Como resultado, el sistema inmunológico ataca los músculos del ojo y tejidos en la cavidad del ojo, causando hinchazón, inflamación y movilidad limitada del ojo.1

Hay cuatro factores de riesgo para la enfermedad de la tiroides:

  • Hipertiroidismo
  • Edad avanzada
  • Género (más común en las mujeres)
  • Fumar

Aproximadamente 1 millón de casos de enfermedad de Graves se diagnostican cada año en los Estados Unidos. La enfermedad de Graves’ ocurre a menudo al principio de la enfermedad de la tiroides de una persona, y su fase activa dura generalmente 2 a 3 años. En algunos casos, los síntomas oculares pueden aparecer antes de que un diagnóstico se haya hecho.2 Hasta 50 por ciento de las personas con enfermedad de tiroides experimentarán la enfermedad ocular de Graves’.3

Entre 70 por ciento y el 90 por ciento de los pacientes con enfermedad de Graves’ tienen una protuberancia distintiva o protrusión en los ojos.4 Otros síntomas incluyen:

  • Ojos secos, picazón, irritación, especialmente en la etapa inicial
  • Párpados hinchados
  • Visión doble, especialmente cuando se mira hacia abajo o hacia arriba
  • Dificultad para cerrar los ojos completamente, especialmente al dormir
  • Pérdida de la visión

Si usted tiene la enfermedad de Graves’, su médico controlará su condición para preservar su vista frente a molestias de visión doble y ojo seco.5 En casos raros, la cirugía puede ser necesaria. Mientras que la enfermedad ocular tiroidea puede causar pérdida permanente de visión debido a la presión en el nervio óptico, menos del 5 por ciento de los pacientes con enfermedad de Graves’ pierden su visión.6

Como muchas otras condiciones, la enfermedad ocular tiroidea se puede identificar y tratar temprano mediante exámenes oculares integrales regulares. Hable con su profesional del cuidado de la visión o médico para más información sobre el riesgo de la enfermedad ocular tiroidea, particularmente si hay antecedentes de trastornos de la tiroides.


  1. University of Illinois at Chicago, “Eye Facts: Thyroid Eye Disease.”www.uic.edu/com/eye/LearningAboutVision/EyeFacts/ThyroidEyeDisease.shtml
  2. Penn Eye Care Scheie Eye Institute, “Thyroid Eye Disease”
  3. International Thyroid Eye Disease Society, “Who gets TED?”www.thyroideyedisease.org/who-gets-ted/
  4. University of Michigan Kellogg Eye Center, “Graves’ eye disease or Thyroid eye disease,”www.kellogg.umich.edu/patientcare/conditions/graves.disease.html
  5. Columbia University Medical Center Department of Surgery, New York Thyroid Center, “Thyroid Disorders: Thyroid Eye Disease”