Dr. Lahr preguntar: ¿Qué debo comer para la salud de los ojos?

Rápido, que no sea de zanahorias, nombre de un alimento que es bueno para su vista.

¿Algo? ¿Algo?

La verdad es que hay una larga lista de alimentos que son buenos para los ojos. Según la Asociación Americana de Optometría, los nutrientes que la investigación científica ha correlacionado con una visión saludable — y a menudo falta en la dieta americana — incluyen zinc, luteína y zeaxantina, vitamina C y ácidos grasos omega-3. Y mientras que las zanahorias son buenas para los ojos, también las dietas americanas son típicamente ricas en vitamina A por lo que es importante centrarse en los nutrientes que faltan.

Aquí está una mirada en donde usted puede encontrar los nutrientes y qué beneficios ofrecen:

Zinc

Lo que hace: La deficiencia de zinc se ha relacionado con la visión nocturna deficiente y las cataratas. Si no es suficiente para convencerla  a incluir zinc en su dieta diaria, la lentitud mental y una mayor susceptibilidad infecciones también se remonta a una ingesta baja de zinc. Individuos con riesgo para la degeneración macular relacionada con la edad o en las primeras etapas de la enfermedad son animados  a incluir en su dieta diaria una dosis de zinc más alta que el estándar recomendado diariamente. Debido a que los altos niveles de zinc pueden interferir con la absorción de cobre, los médicos suelen recomendar suplementos de cobre. Hable con su profesional de la vista o médico de familia para aprender más.

Donde se encuentra: buenas fuentes de zinc incluyen carnes rojas, mariscos, aves de corral, huevos, germen de trigo, mezcla de frutos secos, frijoles, tofu y habas cocidas al horno.

La luteína y la zeaxantina

Lo que hacen: Hay muchos estudios que muestran que el riesgo de degeneración macular y cataratas es menor en personas que regularmente consumen alimentos con luteína y zeaxantina. Desafortunadamente, muchos estadounidenses no consumen alimentos con altas cantidades de estos nutrientes esenciales. Los suplementos están disponibles y contienen las cantidades recomendadas de ambos.

Dónde encontrarlos: Huevos, naranjas, maíz, hojas verdes como brócoli, col rizada, nabo, col, habichuelas verdes y espinacas crudas, son importantes fuentes de estos nutrientes amigables a los ojos. Si usted prefiere un suplemento, estudios recientes muestran que un beneficio saludable diario son 10 mg de luteína y 2 mg de zeaxantina.

La vitamina C

Lo que hace: evidencia científica sugiere una correlación entre baja vitamina C y el riesgo de cataratas. Cuando se toman en combinación con otros nutrientes esenciales, la vitamina C puede reducir la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad y la pérdida de agudeza visual. La ingesta diaria de vitamina C también favorece la salud de los vasos sanguíneos oculares (los capilares llevando sangre rica en oxígeno a los tejidos de los ojos).

Qué comer: Además de una vista sana, la vitamina C es importante para la absorción de hierro, capilares, encías, dientes y cartílago sanos. Así, que las naranjas, el pomelo, la espinaca cocida, los tomate crudos, los plátanos, las manzanas o los melocotones deben ser parte de su dieta diaria.

Omega-3 y Omega-6

Lo que hacen: Grandes cantidades de omega-3 (EPA y DHA) ácidos grasos esenciales están presentes en la retina sana. Estudios de los niños sugieren que cantidades diarias de omega-3, especialmente DHA, son necesarios para el óptimo desarrollo visual, y el síndrome del ojo seco también se ha relacionado con la deficiencia de omega-3, particularmente EPA. La retinopatía diabética, la degeneración macular senil y la retinopatía prematura pueden estar vinculados a bajos niveles de omega-3, aunque más investigación es necesaria.

Dónde encontrarlos: Las mejores fuentes de ambos ácidos grasos esenciales son los pescados grasos como el salmón, caballa, rodaballo, trucha, vieiras y el atún. Si no comes pescado, pensar en tomar aceite de pescado basado en triglicéridos o suplementos.

La vitamina E

Lo que hace: Aunque no es un nutriente primario contribuyendo a la salud de los ojos, la vitamina E estabiliza los ácidos grasos omega-3, así que vale la pena considerarla  como una  vitamina complementaria si usted está tratando de obtener los beneficios de la visión de los omega-3. La ingesta suficiente diaria de vitamina E es esencial para un sistema inmunológico saludable, la salud de las membranas celulares, reparación del ADN y otros procesos metabólicos.

Donde se encuentra: las nueces, aceites vegetales, maní y mantequilla de maní, muchos cereales y las patatas dulces son buenas fuentes. Hay también muchas bebidas fortificados con vitamina E y suplementos.

Pregúntele a su profesional de la salud visual o médico de familia el cómo incrementar la ingesta regular de cualquiera de estos nutrientes podría interactuar con los medicamentos recetados o complicar otras condiciones médicas. La comunicación abierta y regular con los médicos es tan importante para su salud como su dieta y su rutina de ejercicios. Es sólo otra razón para desarrollar y mantener el hábito de chequeos regulares y exámenes oculares.

 

Sobre el autor: Dr. Lahr es el vice presidente de relaciones proveedor y director médico de EyeMed Vision Care. Ha sido un miembro a tiempo completo del equipo de EyeMed por  más de 12 años y ha servido como director médico desde el año 2005. A comienzos de su carrera, era dueño y  operador de su propia práctica optométrica en Minnesota. Dr. Lahr ha servido en el Centro de Beneficio del Cuidado Visual de Asociación Optométrica Americana y es el pasado presidente de la Asociación Optométrica de Minnesota.